Triana, tan visitada como desconocida

Escrito por: Sevilla Free Tours en Noticias Actualidad
28/05/2017

Sevilla. Mayo. Sábado. 17.00 horas. Mientras los autóctonos se resguardan al frescor de sus aires acondicionados, que a estas alturas de la primavera ya engordan la factura de la luz, o bajo la sombrilla en alguna de las playas cercanas, no son pocos los valientes turistas que se animan a afrontar el calor, gorrita en cabeza y botellita de agua mediante, y cruzar el puente de Triana para conocer la otra orilla.

El problema es que, una vez hechas las fotos pertinentes desde la pasarela trianera, los visitantes literalmente «no saben qué hacer». Así se desprendía de un estudio realizado en febrero de 2016 por Telefónica que se basaba en 166.000 encuestas y que apuntaba, además, que el distrito Triana es el tercero más visitado de la capital hispalense después del Casco Antiguo y Nervión.

La parada de la confusión para los turistas es el Altozano, precisamente, del cual parten los principales atractivos del antiguo arrabal. Aquí confluyen la arteria principal San Jacinto, a la izquierda la calle Betis y a la derecha el paseo de Nuestra Señora de la O, con el Mercado de Triana anticipando la pureza del barrio y el castillo de San Jorge blindando la rivera del río.

Por ello, y con el estudio de geolocalización de los turistas en la mano, el Ayuntamiento hispalense se puso como meta plantear una oferta estructurada de sitios que visitar y de gastronomía para todos estos turistas que quieren conocer la Sevilla que se despliega en la otra orilla del Guadalquivir.

En concreto, el Consistorio hispalense planea tener a Triana como uno de los protagonistas en las promociones del Consorcio de Turismo a partir de 2018 y ha anunciado «el mayor plan turístico específico para el barrio de los últimos años», que estará dotado con 80.000 euros, para fortalecer los itinerarios culturales para los visitantes. La delegada del distrito, Carmen Castreño, anunció en una Junta Municipal que además todo este plan se complementaría gracias a que «los proyectos adjudicados al barrio por los planes Emplea Joven y Emplea +30 se van a coordinar con esta iniciativa de turismo para rentabilizar aún más el proyecto».

A esto se le sumará la renovación de la señalización que tiene prevista el gobierno de Espadas, tras dos décadas sin cambios. En este paquete, que cuenta con un presupuesto global de licitación de 10,08 millones, se cambiarán en varias fases la señalización peatonal –35 postes de banderolas con información en inglés y español sobre cómo ir a los monumentos, casas palacio y bienes declarados BIC, con indicación de cuánto se tarda a pie y mapas; y 12 paneles o grandes mupis del Consorcio de Turismo–. Se han identificado ya 60 recursos turísticos que estarán indicados. En concreto en Triana se señalará cómo ir al barrio, la basílica del Cachorro, la capilla de los Marineros, la parroquia de Santa Ana, el castillo de San Jorge, el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, el Pabellón de la Navegación o el centro Cerámica Triana, que tendrá especial importancia próximamente pues será sede para el Año Murillo.

No es la primera vez que se trata de dar un impulso turístico al distrito Triana. En el año 2012, el Plan Turístico de Sevilla puso en marcha una serie de rutas que ahondaban en la gastronomía y en la cultura de la zona, con visitas a los corrales, patios o iglesias trianeras, además del Centro de Artesanía de Triana. Sin embargo aquellas actuaciones resultaron insuficientes. Dos años más tarde se dio otro paso, con la instalación de un centenar de códigos QR; alrededor de 20 cayeron en Triana. Pero... ni por esas la pregunta deja de repiquetear, ¿qué hay que ver aquí?, en el segundo barrio más valorado por los turistas tras el Casco Antiguo. Una situación que el gobierno local espera poder revertir con todas estas medidas.

Un espacio cultural en el antiguo cuartel de la cava

Junto a los clásicos atractivos que presenta el antiguo arrabal y que promociona el Consorcio de Turismo –puente de Isabel II, capillita del Carmen, Altozano, Castillo de San Jorge, callejón de la Inquisición, calle Castilla, Alfarería, San Jacinto, Pureza, Betis...–, los vecinos reclaman desde hace años que se destine para usos culturales el antiguo cuartel de la Guardia Civil, situado en la calle Pagés del Corro. La llamada Cava vieja «ha de ser devuelto a nuestro barrio para que en el futuro se transforme en un espacio cultural, del que Triana es absolutamente deficitario», explican los miembros de la asociación Triana Norte en una carta.

Por ello, exigen que el Consistorio aclare la situación del solar, que el Ministerio de Hacienda ya ha subastado sin éxito en dos ocasiones, y se cumpla la moción aprobada en el pleno municipal, que abogaba por realizar una permuta de suelos. «Triana necesita un nuevo espacio cultural versátil», dicen desde Triana Norte. Solo el tiempo dirá si finalmente este espacio se convierte en un atractivo más del barrio.

FUENTE: EL CORREOWEB