10 curiosidades de Sevilla que probablemente no sabías

Escrito por: Sevilla Free Tours en Monumentos
08/10/2017

Si estás planeando una escapada a Sevilla y no quieres quedarte con una visita típica de fin de semana, te aconsejamos que te apuntes a los excelentes recorridos que la capital hispalense ofrece a quien está ávido de historia y de saber algo más que los tópicos del arte y el duende sevillanos: Sevilla de Leyenda, Sevilla Oculta o Triana Legendaria son algunas de las rutas que te permitirán ir más allá de coger el bus turístico o el coche de caballos para recorrer la que sin duda es una de las ciudades más bellas del mundo. Nosotros te ofrecemos por ahora 10 curiosidades de Sevilla que probablemente no sabías que esperamos sirvan para despertar tu curiosidad y acercarte a este maravilloso enclave de nuestra tierra.

 

1. ¿Quieres saber quién fundó Sevilla?

La tradición relata que fue hace aproximadamente 3.000 años Hércules quien, en un islote llamado Spal que sobre unas marismas se hallaba situado, fundó lo que sería el primer núcleo urbano de la ciudad.

2. Los visigodos desviaron el cauce del río Guadalquivir.

En efecto, parece ser que su recorrido original cruzaba la ciudad desde su parte norte y hasta el sur, sufriendo una importante desviación en la era visigótica que explica por qué fueron hallados restos de antiguas embarcaciones en lo que hoy es tierra firme.

3. Sevilla, capital del Imperio Almohade.

Sevilla fue la flamante capital de un floreciente imperio islámico que, allá por 1171, se extendía nada menos que desde lo que hoy conocemos como Cataluña hasta la actual Libia.

4. El puerto comercial más importante del Viejo Continente.

Sorprendente si pensamos que no da al mar pero muy real y es que alrededor del año 1500 de nuestra era, solamente Sevilla cuenta como puerto con el Nuevo Mundo, lo que hizo de ella la principal ciudad comercial de toda Europa.

5. La Judería y los misterios de sus pasadizos.

Los misteriosos pasadizos subterráneos y la aljama judía conservan entre otras joyas uno de los pocos lienzos de muralla que en Sevilla se conservan. Otros puedes admirarlos en el recinto del Conjunto del Real Alcázar, en los Jardines del Valle, en la Macarena o en la Plaza del Cabildo.

6. ¿Alguien se ha leído todos los documentos que alberga el Archivo de Indias?

Pues suponemos que no y es que se dice que nada menos que cien vidas tendríamos que vivir para poder hacerlo: si colocásemos en fila todo el material que se conserva, este ocuparía nada menos que ¡9 kilómetros!

7. ¿Por qué hay tantos naranjos en Sevilla?

Unos 25.000 en concreto o, dicho de otro modo, la capital andaluza es la ciudad con más naranjos del planeta. Al naranjo lo trajeron de China no como simple árbol frutal u ornamental sino por la tradición a él vinculada que decía que la felicidad del futuro dueño estaba garantizada. Visto así, no choca su rápida fama y expansión…

8. ¿Por qué el Parque de María Luisa no es simétrico?

El ingeniero francés Jean-Claude Nicolas Forestier, encargado de la conservación nada menos que de la Bois de Boulogne (París), decidió dar un trazado irregular al parque sevillano inspirándose en la idea clásica del amor romántico, que no puede ser sino salvaje y desmedido.

9. ¿Por qué hay un enorme lagarto colgado en una de las puertas de la Catedral de Sevilla?

La Puerta del Lagarto, situada a la derecha de la Giralda, recibe este nombre porque sobre ella cuelgan entre otros recuerdos del pasado un gran colmillo de elefante, un cocodrilo, un bastón de mando y el bocado de un caballo. Una vez más hay que hacer caso a la leyenda, que nos cuenta cómo estos son presentes que un esperanzado sultán hizo al rey Alfonso X en espera de recibir por ellos la mano de su hija. El Rey no la concedió y los regalos pasaron a ser custodiados en la Catedral.

10. Kansas City tiene una Giralda

Como ciudad hermanada con Sevilla, Kansas cuenta con, aparte de una Giralda, una Plaza Virgen de los Reyes. Encontramos giraldas réplica de la sevillana también en la Torre de la Universidad de la capital de Puerto de Rico o en el Castillo de la Real Fuerza de La Habana (Cuba) donde por faltar no falta ni un Giraldillo…

Fuente: Andalucíatípica.com